Abejas

Las abejas son muy comunes y desarrollan un papel fundamental. Han ido evolucionando con el tiempo y sus víctimas son pequeños bichos. Son insectos con mucha historia para contar.

Abejas | Características y morfología de la anthophila

Etimología de las abejas

La etimología de la palabra abeja viene del antiguo latín apícola, que se traduce como “pequeña abeja”. Proviene de la palabra apis y el sufijo diminutivo ulus/culus, que podemos encontrar en muchos sitios.

¿Qué es una abeja?

Las abejas pertenecen a la familia de los himenópteros. Viven en colonias que constan de una reina hembra, donde cada uno tiene su misión. Sus alas son transparentes, con un color de cuerpo pardo oscuro, con vello rojizo.

¿Cuáles son las características más comunes de las abejas?

Hasta el momento, se han identificado más de 20.000 especies que pertenecen a la orden hymenoptera, cuyo nombre científico es anthophila, pero son más conocidas como abejas.

Los antófilos son una clase de insectos, que al mismo tiempo están dentro del filo arthropoda, cuyo suborden es el denominado apocrita. Todas estas especies y clases que hemos mencionado forman parte de un único reino, que denominamos reino animal.

Hace miles de años, los antepasados de las abejas eran depredadores de insectos, cuya evolución empezó a partir de las avispas, pero con el paso de los tiempos han ido convirtiéndose en lo que están hoy.

Anthophila son muy fáciles de reconocer por las setas y representan un cuerpo cubierto de pelos plumosos y ramificados. También, podemos reconocerlas por las venas de las alas posteriores. En cuando a su tamaño, pueden llegar a medir 1.5 cm de la cabeza a la punta de la cola, aunque esto puede variar, según el tipo. Son animales que se comportan por instinto, y esto es lo único que tienen en común, ya que cada uno vive por su cuenta.

Características de las abejas

Morfología de las Abejas

En términos de características, la morfología de las abejas es muy similar a los demás insectos de la misma clase, la anthophila representa un cuerpo formado por cabeza, tórax y abdomen.

Cabeza: Igual como los otros que pertenecen al grupo de los insectos, podemos localizar los tres ocelos en su parte superior, que se encuentran ubicados entre los dos ojos de gran tamaño, gáleas, antenas largas y flexibles, palpos labiales y mandíbulas con piezas bocales, y con función retráctil, localizadas una de cada lado de la cabeza.

  • Ojos: Están formados por lentes externas que enfocan la luz, y una retina por debajo, que está conectada con el cerebro de la anthophila, por medio de nervios, y recibe la luz. Cada uno de los ojos está formado por un número de estructuras variables, que llamamos omatidios.

Mientras que, uno de los ojos tiene una sola lente, el otro está compuesto por múltiples lentes de tamaño pequeño con una retina dividida. Son capaces de percibir y distinguir los colores, sin el rojo, y pueden ver hasta 300 imágenes por segundo (FPS).

Antenas: internamente están recurridas por un nervio doble que está conectado con el cerebro. Los pelos táctiles recogen la información desde el exterior, y por el medio de los nervios se envía al cerebro, a gran velocidad, para su posterior procesamiento. La superficie de las antenas está cubierta por órganos sensoriales, que se parecen como discos o placas diminutas, que conocemos como placas orgánicas.

abeja cabeza

Composición del tórax

Tórax: Es la parte central del cuerpo y está conectada directamente con las alas y las piernas. La mayor parte está formada por una enorme musculatura, que está relacionada directamente con los músculos que mueven la cabeza, el abdomen y los apéndices. Los cuatro segmentos que forman el tórax son: metatórax, mesotórax, protórax, y propódeo, que es el primer segmento del abdomen.

Alas: Cada abeja representa dos pares de alas, en cada lado de su cuerpo, permitiéndoles un vuelo rápido. El segundo par está unido al primero por medio de una serie de garfios, y suele ser de tamaño menor. Los dos pares de alas están reforzadas mediante nerviaduras, que se parecen más de venas, pero por el interior circula la hemolinfa.

Patas: Aunque su función principal es proporcionar movimiento, para las abejas cumplen un papel mucho más importante. La limpieza de la lengua y los ojos está siendo realizada por el primer par de patas, ya que son de gran importancia, y la mayor parte de detección de alimento dependerá_ de la visión correcta.

La limpieza de las antenas está realizada por medios de estructuras llamadas espolones, que se encuentran en el ápice de las primeras patas. Las antenas cumplen una función muy importante, por lo que, su limpieza es obligatoria.

La recogida y transporte de polen esta realizado por el tercer par de patas, que están cubiertos de pelos para facilitar su transporte. En la parte interna está situado un cepillo de pelos, donde se quedan los granos de polen.

abeja tórax

Composición del abdomen

Abdomen: Su estructura esta alargada y formada por siete segmentos, que engloban los órganos esenciales. Cuando nacen las larvas tienen nueve segmentos, pero conforme vayan creciendo, uno de ellos se une al tórax. En la parte inferior encontraremos cuatro pares de superficies pulidas, que llamamos glándulas céreas, que producen una secreción que en contacto con el aire endurece rápido, que posteriormente será usada para formar los panales.

En la parte superior se encuentra una banda pálida, donde el producto generado por las glándulas odoríferas se evapora. Esta secreción se usa para el reconocimiento entre los individuos.

Anatomía de la abeja

Los órganos internos de la anthophila siguen un patrón que es muy común entre los insectos, aunque, algunos pueden tener diferentes peculiaridades de este grupo, relacionadas con la biología.

Aparato digestivo

Tal y como hemos mencionado antes el aparato digestivo de las abejas es igual a los demás insectos. Está formado por tres partes conocidos como estomodeo, mesenterón, proctodeo. Además, en la anthophila es mucho más complejo, porque aparte de representar una boca y ano en cada extremo, también representan dos estómagos.

Estomodeo: Partiendo de la boca que ya hemos mencionado, encontramos una cavidad “bomba de succión”, que está implicada en la succión de los líquidos. A continuación, viene un tubo corto y musculoso, llamado esófago, que pasa a través del cuello recurriendo el tórax por completo hasta el abdomen.

Mesenterón: En esta parte las abejas disponen de un buche, cuya función principal es la del depósito del néctar conectado con el estómago por medio de un proventrículo, cuya función es controlar la cantidad de alimento. Una vez que el alimento pasa al estómago, empieza el proceso de disolver.

Proctodeo: Es la última parte donde se encuentra el intestino delgado, el recto cuyas funciones principales están relacionadas con la absorción del agua y el ano por donde se expulsan los deshechos.

Aparato reproductor

El aparato reproductivo de las abejas solo está desarrollado en la reina y los zánganos, mientras que en las obreras solo se hace funcional en condiciones extremas. El órgano de los machos está ubicado en un saco dentro del abdomen, y es visible solo en el periodo del apareamiento. El aparato de la hembra es usado para poner huevos, lo que le impide esconderse, y se ha convertido en un aguijón.

  • Zánganos: Debajo del abdomen se encuentran unos cuernos llamados “testículos”, que son encargados de generar las reproductoras primarias. Cada testículo parte de un tubo denominado “conducto eferente” dando un lugar a la vesícula seminal, que se encuentra en contacto con la glandula mucosa. Las 2 vesículas se unen en un conducto eyaculador, que se convierte en una estructura denominada “pene”.
  • Hembras: La reina posee dos ovarios, donde maduran los óvulos. Cada ovario está formado por una masa de tubos llamados “ovariolas”, y uniéndose en un conducto lateral. Estos conductos se desembocan en la vagina, donde se encuentra la “espermateca” en la que han sido almacenados los espermatozoides.
  • abeja sistema reproductor

Sistema respiratorio

El sistema respiratorio de las abejas no cuenta con órganos específicos para intercambio de gases. La anthophila cuenta con un sistema de tráqueas, cuyas paredes se encargan de hacer el intercambio de los gases permitiendo oxigenar directamente las células y los órganos. Este sistema recorre todo el cuerpo con el único propósito, que no haya grandes pérdidas de oxígeno. Los tubos traqueales contactan con el oxígeno a través de un par de espiráculos, que se pueden encontrar en el abdomen y el tórax.

Sistema nervioso

El sistema nervioso de las abejas está formado por un cerebro y dos gangulos, uno por cada segmento, que están unidos entre si, mediante una comisura y las cadenas posteriores. Los ganglios forman una masa en cada segmento de modo que se parecen a un cordón. Los nervios del segundo ganglio van hacia los músculos alares, segundo par de patas y el tercero, mientras que del primero se dirigen hacia las patas delanteras.

abeja sistema nervioso

El cerebro de la anthophila tiene tres partes conocidas, la central llamada “protocerebro” que está unida a los costados de los lóbulos ópticos, y la parte inferior denominada “deutocerebro”, y el tritocerebro que está oculto por las otras dos partes, ya que es el más pequeño de tamaño.

Aparato circulatorio

El aparato circulatorio de las abejas está compuesto de dos diafragmas, llamadas ventral y dorsal. Desde el corazón se origina un tubo por el que pasa el líquido del sistema, y llega a los órganos y los tejidos.

El diafragma dorsal es una membrana transparente y muy delgada, que separa el corazón del resto de los órganos. Tanto el dorsal como la vertical se encargan de llevar sangre y hemolinfa desde el tórax al abdomen.

Abeja sistema circulatorio

¿Cuál es el comportamiento de la abeja?

Al contrario de las otras especies, el comportamiento de las abejas es muy organizado y concentrado en el trabajo. Sus colonias están formadas por miles de individuos, donde cada uno realiza su función.

Lenguaje

Estos insectos se comunican entre ellos, mediante varias señales de comunicación. Su forma de lenguaje es rudimentaria.

Si una abeja ha descubierto una fuente de alimentación, realiza una serie de movimientos con los que se comunica con el resto, informándoles, donde se encuentra, cual es la distancia, etc…

A continuación le mostramos los diferentes tipos de movimientos que realizan la abejas.

  • En forma de 8: Si realiza un movimiento en forma de 8, esto indica que la fuente está lejos.
  • Hacia abajo: Esto significa que está a la sombra.
  • En círculos: La fuente está cerca.
  • abejas macho y hembra

¿Cuánto viven las abejas?

Una abeja obrera puede llegar a vivir entre 6 y 7 semanas, una vida de promedio. Las que nacen durante el periodo de otoño, suelen vivir entre 4 y 6 meses, ya que no tienen crías para cuidar, porque la reina no produce huevos. Durante este periodo se agrupan junto a la reina, para mantener el calor. Las que nacen en el periodo del verano la longitud de su vida es más corta, ya que están ocupadas.

nido de abejas

Ciclo de vida de la abeja

Su primer etapa son los huevos, la reina crea una celda destinada especialmente a las crías. Sus huevos son blancos y muy pequeños. Después de 3-4 días, las larvas emergen de los huevos y empiezan su segunda etapa de su ciclo de vida.

El periodo de la abeja como larva

Larvas En el inferior de la celda las larvas se rizan en C. Son de color blanco con un brillo húmedo sin extremidades. Su alimento es larval, que se encuentra dentro de sus celdas. Su metamorfosis empieza cuando esté suficientemente grande_. Este periodo es conocido como el periodo de pupa.

Pupas Debajo de la cera de la celda se realiza la metamorfosis de las larvas, que ya han madurado suficientemente. Este es el periodo más largo debido a su envergadura.

Adultos Una vez completado su desatollo, las nuevas abejas se abren el camino para salir. La reproducción de la colonia ocurre en la primavera y se conoce como “enjambre”. Según la zona la reproducción puede ser más frecuente como en las zonas tropicales.

larvas de abejas

En cada colonia se preparan entre 10 o 20 reinas hijas para iniciar el proceso de reproducción. Las abejas reinas salen de la colonia cuando estén en la fase pulpa en busca de un nuevo lugar.

Las reinas jóvenes que han quedado, lucharán por su puesto en la colonia. La reina elegida abandonará la colonia para aparearse con otras familias, y guardará su semen en su órgano espermateca para utilizarlo más tarde.

Hábitat de las abejas

El hábitat de las abejas es muy amplio, son una especie que le encanta la humedad, pero esto no es todo. Existen otras especies que se han adaptado a otros tipos de clima, algunos más secos y otros más fríos como, por ejemplo, las montañas y los desiertos. Por ello, podemos encontrar especies de anthophila por todas las zonas urbanas, bosques, lagunas, etc…

Al igual del hábitat, la distribución de la abeja es muy amplia, lo que permite encontrar especies en la mayoría de los continentes.

Alimentación de las abejas

El alimento principal de las abejas es el polen y la miel, básicamente los productos ricos de azúcar y proteínas, por lo que son insectos herbívoros, ya que en su dieta entran principalmente las plantas.

El polen es una molecula fecundante masculina, que las abejas transforman en papilla, que sirve de alimento para las larvas.

La miel es elaborada a partir del néctar de las flores y las plantas, que almacenan en su colmena.

¿Por qué pican las abejas?

Tal y como las avispas, las abejas pican porque se sienten amenazadas, sea de humano o animal.

¿Qué hacer cuando te pica una abeja?

Retira el aguijón si todavía lo tienes. Lava la zona herida con jabón y agua fría.

Para reducir el dolor y la inflamación usa antihistamínico. Frota la zona con vinagre y agua durante 5 minutos. Desinfecta la zona con ajo o una crema especializada.

Rating: 4.2/5. From 9 votes.
Please wait...
Voting is currently disabled, data maintenance in progress.